Cada una de las carreras de World Series Formula V8 nos ha dejado momentos memorables. Pero, sin duda, la carrera de Mexico City será recordada por todos los fans de los deportes de motor, los pilotos y los equipos. ¿Los motivos? Aquí te los ofrecemos todos.

Los fans mexicanos

Desde hacía semanas, Mexico se estuvo preparando para acoger este gran evento. Los pilotos mexicanos, Alfonso Celis Jr. y Diego Menchaca estuvieron haciendo promoción de la carrera. Por eso, no fue de extrañar la gran afluencia de fans que acudieron al Autódromo Hermanos Rodriguez para conocer a sus pilotos favoritos.

Grandes estrellas

Mexico City se convirtió en una gran concentración de estrellas del automovilismo. Además de Alfonso Celis, Pietro Fittipaldi o Matevos Isaakyan, grandes caras de Formula 1 acudieron a apoyar y a dar sus mejores consejos a los pilotos de Word Series Formula V8.

Todos los pilotos se quedaron mudos cuando al Autódromo Hermanos Rodriguez llegó el gran Sebastien Buemi, actual piloto de Red Bull Racing y de Toyota Ganzoo Racing, uno de los pilotos que actualmente tiene más potencial en el mundo del motor. Buemi reconoció ser un auténtico seguidor de la Formula V8 y animó a los pilotos a que siguieran compitiendo igual de duro que lo están haciendo ahora ya que “cada acción cuenta”.

Los pilotos, los fans y todo aquel que acudió a el Autódromo mexicano enloquecieron cuando el gran Emerson (Emo) Fittipaldi hizo su aparición. La estrella brasileña acudió para dar todo su apoyo a su nieto, Pietro Fittipaldi, quien continúa con la leyenda de los Fittipaldi en el mundo del motor. Emo afirmó estar especialmente contento por el triunfo de Pietro ya que fue con Lotus con quien ganó su mundial en 1972. Para Emo, “Lotus es una gran familia” y se siente muy orgulloso de que Pietro esté compitiendo en ese equipo.

Ahora solo queda una cosa: esperar a la siguiente carrera en Austin