En el centro de Cuidad de México se encuentra el Autódromo Hermanos Rodríguez. El nombre que lleva hace referencia a dos de los mejores pilotos mexicanos de Formula 1, Ricardo y Pedro Rodríguez, toda una inspiración para los pilotos mexicanos que compiten en World Series Formula V8.

Poder competir en un circuito como el Autódromo Hermanos Rodríguez es todo un orgullo para Diego Menchaca (Fortec Motorsport). En primer lugar, supone volver a competir en su país después de 6 años sin haber podido hacerlo ya que se mudó a Europa para conseguir su sueño: ser piloto de carreras.

En segundo lugar, competir en casa tiene varios extras: su familia le estará viendo, sus amigos apoyando, y la afición mexicana estará con un ojo sobre él y sobre su compañero Alfonso Celis Jr., ansiando que uno de los dos pilotos mexicanos se alce como el ganador de la carrera.

Aparte de todo esto, que hará que Diego Menchaca se esfuerce al máximo para ser el ganador de la carrera mexicana, el simple hecho de estar compitiendo en casa es un aliciente muy motivador para él. Tanto Menchaca como Celis son orgullosos mexicanos, llevan la bandera de su país por todo el mundo gracias a las World Series, y competir en la tierra que les vio nacer y crecer, hace que esta carrera sea muy especial para ellos.

Desde hace ya varias semanas, nuestros chicos mexicanos no han parado de promocionar la carrera con especial ilusión. Ambos han acudido a medios de comunicación como la radio y la televisión mexicana, han atendido entrevistas de los periodistas y han participado en los eventos de presentación. ¡Hasta han hecho una exhibición de los coches por el centro de la ciudad!

Después de los preparativos y de un buen entrenamiento, ahora solo queda una cosa: ¡ganar la carrera! ¡Buena suerte, amigos!